Desde hace unos años, una expresión se ha vuelto omnipresente en
el ámbito de los RR. HH.: las soft skills. Cada vez cobran más
importancia durante los procesos de selección, siendo a veces tan
decisivas como las hard skills de los candidatos. ¿Qué significa este
concepto? Y, sobre todo, ¿cómo pueden evaluarse estas
competencias durante la selección de personal para elegir a los
candidatos de más talento?

SOFT SKILLS VS HARD SKILLS

Literalmente, las “soft skills” son las “competencias suaves”, mientras que
las “hard skills” son las "competencias duras". ¿Qué significan exactamente
estos conceptos?

● Las hard skills son las competencias demostrables, técnicas y
académicas, que se adquieren mediante formación y experiencia. Incluyen,
entre otras, la obtención de un título o el dominio de un programa de
software. Son objetivas y fáciles de evaluar.

● Por el contrario, las soft skills son competencias directamente ligadas a
las cualidades humanas de los candidatos: son competencias
conductuales, relacionales y emocionales. Son muy amplias y se refieren
tanto a la creatividad y la capacidad de trabajar en equipo como a la aptitud
para resolver problemas complejos. Por naturaleza, son más difíciles de
medir, especialmente en los procesos de selección tradicionales en los que
el currículum es el rey, porque no están avaladas por ningún título o
elemento objetivo.

Si las soft skills se buscan en especial es porque se hallan en el centro de
las necesidades de las empresas, más aún hoy en día. En un momento en
el que la colaboración, el bienestar en el trabajo y el ajuste cultural entre un
empleado y su empresa son puntos empresariales clave, ya no basta con
ser un experto en su campo, es decir, dominar las hard skills. Hay que ser
capaz de trabajar con los demás y adaptarse a los profundos cambios del
mercado laboral. En estos puntos es donde las soft skills marcan la
diferencia.

LA IMPORTANCIA DE LAS SOFT SKILLS EN EL PROCESO DE
SELECCIÓN

Si aún piensa que las soft skills no son centrales en la selección de
candidatos, es hora de cambiar de opinión. Según un estudio de la
DARES, el 89% de los fracasos de selección se deben a problemas de
actitud, equiparables a las soft skills, en comparación con sólo un 11% de
los fracasos debidos a la falta de competencias técnicas.
Además, la importancia de las soft skills en los procesos de contratación es
cada vez mayor. El Foro Económico Mundial presentó en 2016 un informe:
The future of jobs”. En particular, presenta las 10 soft skills que los
seleccionadores consideran centrales para 2020: resolución de problemas
complejos, pensamiento crítico, creatividad, gestión de equipos,
coordinación con los demás, inteligencia emocional, capacidad de juicio y
de toma de decisiones, interés por la atención al cliente, negociación,
flexibilidad cognitiva.

La observación del Foro Económico Mundial es que "de media, en 2020,
más de un tercio de las competencias básicas requeridas en la mayoría de
las profesiones aún no se consideran esenciales para trabajar en la
actualidad".
Por lo tanto, es hora de adaptar la selección de candidatos para identificar
estas competencias esenciales y atraer a los de más talento a su empresa.

¿CÓMO EVALUAR LAS SOFT SKILLS?

Las soft skills no suelen constar en los currículums. Por definición, son
menos fáciles de evaluar que las competencias técnicas objetivas.
En CleverConnect, creemos que el vídeo es un método extremadamente
eficaz para detectar las soft skills. Es una de las razones principales
de nuestra solución de video entrevista diferida Visiotalent.

La video entrevista diferida es una entrevista asíncrona: el seleccionador
define sus preguntas y las envía a los candidatos. Es posible definir
libremente el tiempo de preparación, el número de intentos de que dispone
el candidato antes de enviar su respuesta… Ahorra tiempo, tanto para el
candidato que responde a las preguntas cuando le viene bien, como para
el seleccionador, que elige cuándo quiere consultar las respuestas de los
candidatos, sin tener que incluir distintas citas en su agenda. Ante todo, es
una herramienta que le permite evaluar mejor las soft skills desde el
principio de su proceso de selección.

De este modo, en lugar de recibir cientos de currículums, le llegarán videos
de los candidatos. Abre la puerta a una selección basada primero en la
calidad humana, antes que en las competencias técnicas. Obtiene acceso
directo a la personalidad y las competencias conductuales de los
candidatos, y puede detectar mejor los perfiles atípicos. Dependiendo de
las soft skills requeridas para el puesto y la empresa en general, Visiotalent
le recomienda preguntas pertinentes que plantear.

Otro medio habitualmente utilizado por las empresas para evaluar estas
competencias informales es recurrir a un test de personalidad. A través
de diversas preguntas, estas pruebas permiten poner de relieve los rasgos
de carácter y las conductas que el candidato puede adoptar en situaciones
definidas. ¡También permiten detectar la tasa de afinidad entre un gestor y
su futuro colaborador!

Conclusión: Las soft skills, lejos de ser una moda pasajera, son cada vez
más primordiales en los procesos de contratación. Al integrar la video
entrevista diferida y los tests de personalidad en la selección de personal,
podrá preseleccionar más fácilmente a las personas de mayor talento que
mejor se adapten a su empresa y a su forma de trabajar, evitando así los
principales errores de contratación, que cuestan muy caro a las empresas.