1. Elegir los buenos nombres de puestos

No hace falta diferenciarse siendo original! Los títulos de puestos tal como “capitán” o “campeon” son inútiles: los candidatos no escriben estas palabras en los buscadores. Eliges nombres precisos, que van al grano y que se entienden fácilmente.

 2. Captar inmediatamente la atención con la oferta de empleo

La idea es atraer la atención desde el inicio de la lectura de la oferta de empleo. Según nuestro estudio Lo que quieren realmente los candidatos[1], hemos notado que están molestos por la falta de las siguientes informaciones:

  • El sitio de trabajo : 62%
  • El nombre de la empresa : 62%
  • El salario : 53,54%

Lo que más quieren, es una descripción precisa de la misión que van a realizar. Para el 73% de ellos, es este mismo contenido que va a condicionar si van a presentar su candidatura o no a una oferta de empleo.

3. Conocer a tu competencia

Para optimizar vuestro sourcing, no dudes en conocer a tus competidores:

  • ¿Qué palabras claves utilizan para este puesto?
  • ¿Cómo abordan la cuestión del salario?
  • ¿Qué tono toman

En resumen, inspírate en tus competidores pero no busques imitarles: guarda tus valores y lo que hace la identidad de la empresa.

4. Elegir los buenos canales de selección

¡Está presente en el puesto adecuado! Según el estudio realizado por el Grupo Meteojob, a la pregunta “¿Qué método favoreces para una búsqueda de empleo?”’, el 87% de los candidatos mencionan los sitios de búsqueda de empleo. Por otro lado, el 35% de ellos declaran buscar anuncios en las redes sociales como Facebook y LinkedIn.

 5. Desarrollar la marca del empleador

¡Cuidando la marca del empleador, vas a ayudar a los candidatos a identificar tu empresa! Por eso, sé auténtico. Transmite mensajes claros, da la palabra a tus empleados, muestra tus valores,etc. ¿Porque no proponer a los candidatos descubrir la oficina de tu empresa con una experiencia inmersiva?

 6. Proponer una experiencia del candidato inspiradora

Una experiencia del candidato positiva es imprescindible :

  • Proponer una experiencia innovadora así como lo son las video entrevistas
  • Humanizar vuestro proceso de selección: personalizar los emails, indicar las etapas y los plazos a los candidatos
  • Acortar al máximo el proceso y evitar multiplicando las entrevistas

¿Y en caso de mala experiencia? Una infografía realizada por La Super Agence muestra que el 72% de los candidatos no perderán la oportunidad de compartir sus opiniones en línea o directamente con alguién. ¡Un boycott de la marca es también posible!

7. Adoptar una política de empleados-embajadores

Haciendo de tus empleados unos embajadores, permites a tu empresa ser representada, incluso ser recompensada, por colaboradores experimentados. El potencial de influencia de los empleados es enorme, que sea en la vida diaria o en línea, en las redes sociales como LinkedIn. Vuestro sourcing será más fácil porque los candidatos confían más en los empleados que ya trabajan en la empresa.

8. Medir la eficiencia de vuestro proceso de selección para mejoraros continuamente

La evaluación de vuestro proceso de selección pasa por la utilización de KPI o indicadores. Aquí están algunos:

  • Número de candidaturas recibidas por oferta de empleo
  • Ratio entre candidaturas pertinentes y no pertinentes
  • Tiempo pasado entre la entrevista final y la propuesta de la empresa: evalúa vuestra reactividad
  • Porcentaje de las propuestas aceptadas por los candidatos : evalúa la atractividad de vuestra empresa y de vuestras ofertas de empleo

Estos elementos os permitirán mejoraros. También toma en cuenta la opinión de los candidatos: ¡están bien situados para evaluar vuestro proceso! Podéis enviar un cuestionario por email haciéndoles preguntas directas.

9. Responder a los candidatos rechazados

¿Has encontrado tu nuevo colaborador? No descuides a los otros candidatos no seleccionados: no hay nada peor que no recibir una respuesta o una explicación después de una candidatura. Respondiendo a estos candidatos, vas a permitir guardar una buena impresión de vuestro proceso de selección y valorizar la imagen de tu empresa. ¡Todo esto ayudándole en sus futuros procesos!  

10. Construir un vivero con los candidatos no seleccionados

¡No suprimas los CV de las personas no seleccionadas! Al contrario, tienes que construir y mantener un vivero de candidatos calificados que podrán convenir para las próximas vacantes. ¿Cómo proceder?

  • Personalizar las newsletters
  • Invita a los candidatos a actualizar su situación y su CV
  • Invita a los candidatos a eventos donde tu empresa está presente como conferencias o ferias.

[1] El Grupo Meteojob ha realizado un estudio el 29 de marzo 2018 con una muestra de 1660 internautas inscritos en su plataforma y representativos de la población activa francesa.